top of page
Post: Blog2 Post
  • Foto del escritorKasia Borowczak

Conversación con Ganesh de la India

Kasia - ¿Podrías contarme un poco sobre los rituales y tradiciones que se cultivan en la India o en tu región en torno a la muerte y el morir? Cuando hablamos hace unos meses, dijiste que una celebración fúnebre dura algunos días.


Ganesh - Sí, dura como 11, 13 o 15 días dependiendo de quién murió. En Europa tenéis velatorios, ¿verdad? En India, también tenemos algo así. Todos vienen a mostrar respeto a la persona fallecida. Antes de eso, el cuerpo se lava y se envuelve en una tela blanca y se guarda en un ataúd abierto. Solo se descubre la cara para que todos puedan verla por última vez. La mayoría de la gente hindú quema el cuerpo porque creemos que al quemar el cuerpo liberamos el alma. Si no lo haces, todavía está adherido al cuerpo. El día 11, hay una celebración durante la cual la familia se reúne para comer y hay una pequeña puja (* celebración de oración).


Kasia - Si mal no recuerdo, en tu región, la tradición dice que el hijo menor es el encargado de preparar el funeral de su madre.


Ganesh - Sí, el hijo menor está involucrado en algunos rituales pero no prepara el funeral. Solo lleva un balde con agua y camina alrededor del cuerpo de su madre soltando el agua. Soy el hijo menor y lo hice por mi madre cuando falleció. Por eso conozco esta tradición. También tuve que afeitarme el pelo. Pero para ser honesto, no sé por qué lo hacemos. En realidad, nunca descubrí la razón detrás de este ritual. Cuando le preguntes a los ancianos, te darán demasiadas teorías detrás de eso.


Kasia - ¿Cómo te sentiste al estar involucrado en este ritual?


Ganesh - ¿Cómo me sentí? Es difícil de decir. Evidentemente, si hubiera podido elegir, no me habría gustado involucrarme en ello. Pero luego, de repente, que me dijeran que era mi responsabilidad me sentí raro. No recuerdo lo que estaba pensando porque fue la última vez que vi a mi madre antes de que la incineraran. Por otro lado, creo que me sentí feliz, hasta cierto punto por supuesto, por poder hacer algo para mostrarle algún tipo de respeto.


Kasia - ¿Crees que tu origen cultural y tu religión han moldeado la forma en que has estado experimentando la muerte de tu madre?


Ganesh - No estoy seguro de la religión. Nunca he sido extremadamente religioso, aunque creo que debe haber algo más grande. Pero mi mente ideológica no está de acuerdo con la adoración de ídolos a alguien o algo. En términos de cultura, creo que definitivamente juega un papel importante en la formación de mis creencias y de quién soy como persona. Eso es lo que nos separa de los demás. ¿Verad?


Kasia - Entonces, ¿cómo explicarías cómo tu cultura moldeó la forma en que has pasado el duelo?


Ganesh - Realmente no creo que la cultura tenga nada que ver con esto. Al final del día, el duelo significa emociones. No puedo decir que mi cultura esté definiendo mis emociones hacia la muerte de alguien, mi felicidad o cualquier otra cosa. Quizás la cultura simplemente define cómo ocurre todo el proceso. Aparte de eso, no creo que tenga ningún control sobre mis emociones o su expresión.


Kasia - En el mundo occidental, los hombres que atraviesan una crisis o algo difícil, como la muerte de un ser querido, no hablan de sus emociones ni de las dificultades a las que se enfrentan. ¿Es lo mismo en la India? ¿Se les permite a los hombres mostrar sus emociones y hablar de ellas?


Ganesh - Creo que es lo mismo en todo el mundo. Otra vez, no creo que esto tenga nada que ver con la religión o el país. Cuando los hombres expresan sus sentimientos, la gente lo ve como un signo de debilidad. Yo no lo comparto. En mi opinión, cuanto más fuerte eres, más capaz eres de expresar tus emociones. También creo que todos pueden simpatizar contigo, pero no todos pueden sentir empatía contigo. Siento que la empatía solo viene con fuerza.


Kasia - ¿Hubo algo en particular que te hizo sentir mejor cuando murió tu madre?

Ganesh - La había visto sufrir durante literalmente seis o siete meses. No podía comer nada y no podía beber agua. Todo ese proceso de verla sufrir durante ese período de tiempo fue más doloroso que el momento en que falleció. Obviamente el pensamiento: 'Estoy perdiendo a mi madre' me asustó, pero sentí una especie de alivio al ver que ella ya no estaba sufriendo.


Kasia - Entiendo que, hasta cierto punto, era más difícil verla deteriorarse que verla morir.


Ganesh - Si. Durante tres o cuatro meses, creímos de vez en cuando que podría recuperarse. También ella creía que se recuperaría porque había algunos signos que le daban esperanza. Y luego, después de su operación, el médico nos informó que su cáncer literalmente se extendíó por todas partes y que no había nada que se pudiera hacer. Eso fue aún más doloroso. No pudimos decirle nada ... yo no podía ... Creo que fue el único período de tiempo durante el cual no expresé mis emociones porque todos en casa, mi abuela o la hermana de mi madre, lloraban y se derrumbaban. . Si me hubieran visto llorar, eso los habría aplastado aún más. Lloré por mi cuenta cuando estaba en soledad, pero frente a ellas estaba tratando de contenerme tanto como podía.


Kasia - ¿Y la gente en India habla abiertamente sobre la muerte y el morir? ¿O es un tema tabú? En mi opinión, en Europa todavía pretendemos ser inmortales.


Ganesh - No diría que es un tema tabú. De hecho, el otro día estuve hablando con alguien sobre la muerte ideal, mientras duermes y no sientes ningún dolor. Así que hablamos de eso. Pero India es, por supuesto, mucho más espiritual. Mucha gente dice que es mejor no hablar de tu propia muerte, porque esto puede traer mala suerte o mal augurio.


Kasia - En Polonia y en algunos otros países del mundo, hay un día llamado Día de Todos los Santos, que se celebra el 1 de noviembre, durante el cual las familias visitan las tumbas de sus familiares. ¿Tenéis algo similar en India?


Ganesh - No. No visitamos las tumbas de nuestros familiares, porque no tienen ningún significado para nosotros. Es por eso por lo que quemamos el cuerpo, para liberar el alma y esparcir las cenizas. Después de la cremación de mi madre, llevamos sus cenizas a un punto llamado Rameshwaram. Es donde la Bahía de Bengala se encuentra con el Océano Índico. Es donde esparcimos sus cenizas. Mucha gente lo hace en un río como un acto de separación del alma.

.

Kasia - ¿Cómo han cambiado las cosas para ti después de la muerte de tu madre?

Ganesh - Diría que mi relación con algunos miembros de mi familia ha cambiado. Especialmente con mi abuela, la madre de mi madre, quien asumió su papel. También creo que mi cociente emocional ha aumentado. He desarrollado mucha más comprensión hacia cosas como la felicidad o la tristeza. También he aprendido mucho sobre la empatía y estas cosas al final me han moldeado.


Kasia - Escuché una frase que realmente me hizo repensar mi vida "Todos tenemos dos vidas y la segunda comienza, cuando te das cuenta de que eres mortal".


Ganesh - Todos estamos aquí para dejar una huella. Creo que nuestro único objetivo en este planeta es dejar una huella en nuestros amigos y familiares.


Kasia - ¿Y te diste cuenta de esto antes o después de la muerte de tu madre?


Ganesh - Creo que después.


Kasia - Me imagino que muchas personas después de la muerte de tu madre intentaron apoyarte. ¿Hubo algo que te hizo sentir incómodo o decepcionado en su intento de consolarte?


Ganesh - Obviamente, había algunas cosas que me irritaban, como la gente que decía que podía llamarlos cuando necesitara algo y que desaparecieron en ese mismo momento. También recuerdo que no me gustaba cuando la gente decía cosas muy negativas sobre la muerte, pero no recuerdo qué era exactamente.



De hecho, organizamos un encuentro, un par de semanas después de la muerte de mi madre, durante el cual mi familia y amigos se reunieron. Mostramos las fotos de mi madre de toda su vida y todos los que vinieron hablaron sobre su experiencia con ella y cómo ella influyó en sus vidas. Eso fue muy conmovedor para mí. No hablé ese día porque fue demasiado emotivo para mí. No sabía cómo expresar lo que sentía porque todo era muy nuevo para mí. Después de un período de tiempo, comprendí lo que debía hacer y lo que no debía hacer para sentirme mejor. Ahora sé que charlar siempre ayuda.


Kasia - ¿Hiciste algo más para conmemorar a tu madre?


Ganesh - No. Pero tenía un amigo muy cercano que falleció en un accidente a una edad muy temprana. Tenía 21 años. También influyó mi vida de una manera muy positiva. Todos los años, en su cumpleaños, mis amigos y yo visitamos a sus padres y los llevamos a comer fuera. Esto es para demostrar que su hijo significó mucho también para nosotros. Al final, si todavía estuviera vivo, saldríamos con él.

 

Traducido de inglés por Kasia Borowczak

La corrección: Laura Lison



bottom of page